• domingo 5 de febrero del 2023

CPAR afirma que "las licitaciones quedan desiertas por la carencia de diálogo del alcalde"

img

   LOGROÑO, 11 Oct.

   la Asociación de Empresarios de Construcción, Promoción y Afines de La Rioja (CPAR-CNC La Rioja)  ha asegurado que las licitaciones públicas del Ayuntamiento de Logroño "se quedan desiertas por la carencia de diálogo y intención del alcalde", Pablo Hermoso de Mendoza.

   En publicación oficial, CPAR ha señalado que el Ayuntamiento termina de declarar desiertas 2 licitaciones públicas por importe de 1,2 millones de euros.

   Esto, dijo, "se viene a sumar con el tiempo lista de proyectos públicas autonómicas y municipales que se está quedando desiertas". Una de ellas, ha mencionado, es la de los aseos al Polígono Cantabria y la otra la adecuación de aseos públicos en la localidad.

   "Pero, de todos modos", indicó, "el inconveniente es considerablemente mayor, puesto que a estos números habría que sumar las proyectos que se están quedando paralizadas o ralentizadas".

   La Asociación ha asegurado que alertó al alcalde de Logroño de que "este arduo problema público se iba a generar" en una carta mandada el pasado 28 de octubre de 2021 donde se le advertía "de las adversidades, tal como de las injusticias cometidas contra las compañías para lograr enseñar ofertasen las licitaciones de los contratos públicos del Ayuntamiento de Logroño".

   Ha contado la situación "completamente inesperado y que desborda cualquier previsión razonable de la evolución de las materias primas y la demora que ello está conllevando en los plazos de suministro de materiales que vienen arrastrando las compañías aun antes del comienzo de la guerra de Ucrania".

   Frente esto, y con el objetivo de adoptar medidas proactivas que dejen el cuidado de la actividad industrial en La Rioja, de las compañías riojanas y de sus trabajadores, desde CPAR se solicitó al alcalde de Logroño que adoptase las medidas oportunas a fin de que todos y cada uno de los órganos de contratación del Ayuntamiento de Logroño sean sensibles con esta situación inasumible.

   En concreto, se demandó que se introduzcan medidas que dejen el reequilibro económico de los contratos en el momento en que sea preciso, y se prorroguen los plazos de ejecución de los mismo en el momento en que resulte exacto dada la presente coyuntura en todo el mundo; aparte de no demorar lo mucho más mínimo la adjudicación en el momento en que se licita el contrato público a fin de que los costes de licitación se ajusten a la verdad a la que se enfrente el adjudicatario.

   Lo que CPAR solicitó al alcalde de Logroño, ha concretado, es que dejara el eventual restablecimiento del equilibro económico de los contratos públicos municipales, por la aparición de un peligro anormal y también inesperado que amputa el principio económico-financiero entre las partes, pero sin agredir frontalmente el principio de peligro y ventura empresarial.

   De este modo, los órganos de contratación del Ayuntamiento de Logroño tengan la posibilidad de admitir el derecho del contratista a sentir una indemnización o compensación por los daños y perjuicios ciertamente producidos como resultado directa y también instantánea del inesperado incremento del precio de las materias primas y del retardo anormal en el suministro de materiales que vivimos hoy en dia.

   Solo de esta manera, se alertó a Hermoso de Mendoza, se evitaría el peligro muy real de que las compañías riojanas opten por no enseñar promociones a los contratos públicos que licita el Ayuntamiento de Logroño.

   Asimismo, que los contratos públicos se adjudiquen a compañías foráneas que hacen bajas inasumibles para adjudicarse los contratos pese a las altas posibilidades de no poder realizar las calidades demandadas de tal manera que las compañías y distribuidores logren incurrir en inconvenientes económicos expepcionales.

   Esto último, indicó CPAR, se puede padecer en unos meses, si bien ahora en los últimos días se quedaron desiertas la licitación de construcción de nuevos accesos al Polígono de Cantabria y la licitación para la construcción de aseos públicos en Logroño; las dos licitaciones muy demandadas por los ciudadanos y compañías y que en este momento se van a ver retrasadas por la carencia de previsión y la desidia de Pablo Hermoso de Mendoza.

   Ha señalado que son las pequeñas y medianas compañías las mucho más perjudicadas, pues los Reales Decretos leyes de revisión excepcional de costos sí que están logrando socorrer el contexto para enormes proyectos de infraestructuras viarias y ferroviarias, pero se están exponiendo deficientes para los trabajos de menores dimensiones licitados por ayuntamientos y Comunidad Autónoma.

   Para esta asociación, toda licitación debería tener ahora los costos actualizados y entablar un sistema de reequilibrio económico permanente en el tiempo, como estuvo desde 1955 hasta la ley de desindexación de 2015.

   La razón de esto, ha contado, es que cerca del 95 por ciento de las proyectos no tiene revisión de costos, y los sobrecostes de las proyectos están superando de media el 33 por ciento, con lo que las PYMES riojanas están aguantando íntegramente la escalada de costos de las materias primas en los contratos públicos. Una situación, ha alertado, "inasumible".

Más información

CPAR afirma que "las licitaciones quedan desiertas por la carencia de diálogo del alcalde"