• viernes 09 de diciembre del 2022

Covid-19 persistente, ¿cuánto tiempo va a durar?

img

MADRID/ LOGROÑO, 25 Sep.

Las personas con dolencias siguientes a la Covid-19, asimismo famosa como Covid-19 persistente, tienen la posibilidad de tener adversidades para desenvolverse en la vida diaria afectando a su aptitud de efectuar ocupaciones diarias, como el trabajo o las tareas familiares. Un estudio comandado por la Universidad McMaster en Canadá descubrió que la mayor parte de la gente inficionadas con el virus SARS-CoV2 se recobran en 12 meses, con independencia de la gravedad.

Sin embargo, si bien el 75 por ciento se había recuperado a los 12 meses tras enfermarse con el virus, el 25 por ciento de los pacientes todavía tenía por lo menos entre los tres síntomas más habituales, que tienen dentro tos, fatiga y contrariedad para respirar. Los estudiosos asimismo hallaron que los pacientes con síntomas persistentes asimismo tenían anticuerpos socios con anomalías de la salud autoinmunes, tal como escenarios superiores de citoquinas, que ocasionan inflamación.

Los estudiosos consiguieron los desenlaces encuestando a 106 personas que se recobraban de infecciones por COVID-19 a los tres, seis y 12 meses tras contraer la patología. Todos los pacientes encuestados estaban sanos y no tenían condiciones autoinmunes que ya existían ni ninguna otra patología subyacente antes de la pandemia.

"En general, uno no debe preocuparse si no se siente bien justo después de la infección, puesto que las opciones de restauración en los 12 meses son altísimas, y dado que tenga los habituales síntomas extendidos de COVID a los tres meses no quiere decir que se van a quedar para toda la vida", ha señalado la autora primordial Manali Mukherjee, maestra asistente del Departamento de Medicina.

"Sin embargo, el estudio resalta que a los 12 meses, si todavía se siente mal y los síntomas persisten o empeoran, terminantemente debe buscar atención médica", enseña Mukherjee, quien anima a estos pacientes a preguntar a un reumatólogo, en tanto que se especializan en trastornos autoinmunes y tienen la posibilidad de valorar mejor el avance de adversidades reumatológicas y la necesidad de una intervención temprana.

La mayoría de los pacientes con COVID prolongado hoy en día son evaluados por repirólogos o expertos en patologías infecciosas, que no se especializan en autoinmunidad.

En los pacientes que se recobraron, se ha visto que una reducción en los autoanticuerpos y las citoquinas fue acompañada por una mejora en los síntomas. Aquellos que tenían escenarios superiores de anticuerpos y citocinas tras un año eran esos cuyos síntomas persistían.

"En ocasiones, mientras que el cuerpo pelea contra el virus, el sistema inmunitario se amplifica tanto que, aparte de generar anticuerpos que matan al virus, puede ocasionar los que atacan al huésped. Sin embargo, la inclinación general del cuerpo tras batallar un virus grave como el SARS-COV2 es volver como estaba y, de manera frecuente, su ritmo cambia de un sujeto a otro", enseña la estudiosa.

Más información

Covid-19 persistente, ¿cuánto tiempo va a durar?