Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

Cementerios de Logroño: 363 inhumaciones y 1.299 incineraciones en último año.

Cementerios de Logroño: 363 inhumaciones y 1.299 incineraciones en último año.

LOGROÑO, 25 Oct.

Los cementerios municipales de Logroño registraron en el último año 363 inhumaciones, 18 más que en el ejercicio precedente, y 1.299 incineraciones, que, en cambio, descienden respecto a los dos anteriores, con 191 menos.

Los concejales de las áreas de Cementerios, Laura Rivas, y de Movilidad, Ángel Andrés, han presentado este miércoles el dispositivo establecido por el Ayuntamiento de Logroño para atender el incremento de personas que acuden a los cementerios municipales en estos días que rodean la festividad de Todos los Santos.

Según ha detallado Rivas, el cementerio municipal abrirá sus puertas en estos días entre las 8 y las 18 horas. Además del cementerio ubicado en la zona norte de la capital, también hay dos camposantos en los barrios de Varea y El Cortijo.

La concejala ha explicado que el número de incineraciones se sitúa muy por encima del de inhumaciones en la capital, tendencia que se mantiene en los últimos años.

Así, en el último año se han contabilizado en los cementerios municipales 363 inhumaciones (352 en el cementerio de Logroño, 9 en el de Varea y 2 en el de El Cortijo), frente a las 345 del año anterior. En cuanto a las incineraciones, se han registrado 1.299 en el último año, frente a las 1.490 del año anterior.

Por otro lado, en los cementerios municipales se han llevado a cabo en el último año 674 movimientos de restos sin incinerar (680 en el año anterior) y 128 incineraciones de conjuntos de restos (146 en el año anterior). Además, se han realizado 382 inhumaciones de cenizas, más 32 incineraciones de restos procedentes de otra sepultura.

El Ayuntamiento de Logroño ejerce la dirección y administración de estos recintos. El reglamento que regula estas instalaciones exige que las personas encargadas guarden con el público las debidas atenciones y consideraciones, mientras que a los visitantes se les pide que se comporten con el respeto debido en estos espacios.

No se permite la colocación de objetos fuera de la propia sepultura, ni la plantación de arbustos o semillas; se impide la grabación de imágenes de unidades de enterramiento, recintos e instalaciones (se podrá autorizar en casos justificados la obtención de imágenes generales o parciales de los recintos). Las obras e inscripciones funerarias deberán ser respetuosas con el carácter y finalidad de los recintos.

El Ayuntamiento de Logroño está acometiendo mejoras en el cementerio municipal. Así, se ha reforzado la limpieza en la zona y también se están pintando las paredes del crematorio, entre otras labores de mantenimiento y mejora de las instalaciones.

Por su parte, el edil de Movilidad ha explicado las actuaciones llevadas a cabo por el Consistorio para facilitar a todas las personas los accesos al cementerio de Logroño para la jornada de Todos los Santos.

Según ha indicado, de manera excepcional, el Ayuntamiento de Logroño abrirá el 1 de noviembre al tráfico rodado la carretera de Mendavia (actualmente en obras) hasta la zona de aparcamiento situada en las inmediaciones del Pozo Cubillas.

Allí se contará el día 1 de noviembre con dos zonas de aparcamiento habilitado, la del propio cementerio en su acceso sur (junto al crematorio) y la explanada ubicada enfrente, en la zona más próxima al río. Entre ambos espacios se contará con 70 plazas de aparcamiento.

Asimismo, se contará con el otro aparcamiento del entorno del cementerio, en este caso el ubicado en la parte norte. En cuanto a aquellas personas que opten por el transporte público, las líneas 3 y 9 permitirán el acceso al cementerio municipal con una frecuencia de paso de 30 minutos.

A ello se suma, como ha explicado Laura Rivas, que la Policía Local también contará con un refuerzo de personal en esta zona de cara a Todos los Santos.

Así, además de las labores de regulación del tráfico en la zona para garantizar el correcto acceso al camposanto, varios agentes se situarán en los accesos al recinto y en el interior del mismo, para ofrecer seguridad a la ciudadanía y una labor de prevención en todo momento.