• domingo 5 de febrero del 2023

AUDIO.- Cáritas La Rioja atendió en 2021 a menos personas, pero con mucho más ayudas económicas, un 61% mucho más que en 2019

img

LOGROÑO, 16 Jun.

Cáritas La Rioja atendió en el año 2021 directamente a 3.371 personas, registró 6.795 adjudicatarios y computó 32.603 respuestas, aparte de dedicar 471.279 euros a ayudas directas. Unas cantidades que suponen menos personas atendidas, pero mucho más cuantía de la ayudas, un 61% de incremento general respecto a antes de la pandemia, en 2019, con un incremento de las ayudas por persona de un 21% sobre el año pasado, y de un 75% sobre hace 2 ejercicios.

El obispo de Calahorra y Lacalzada-Logroño, Santos Montoya; el directivo de Cáritas La Rioja, Fernando Beltrán han anunciado esta mañana la Memoria 2021, de la que, como ha apuntado Beltrán, se quita que "la intensidad de la exclusión ha incrementado, las pretensiones económicas de la gente son mayores y requieren un mayor esfuerzo por la parte de la entidad".

Así, ha detallado que "en 2021 hemos atendido a un 38% menos de personas que en 2020, pero dedicamos a ayudas directas un 61% mucho más que en 2019, en el momento en que todavía no había empezado la pandemia". En datos, empezando por el pilar primordial en la atención de Cáritas, que efectúa por medio de sus 50 conjuntos parroquiales, en 2021 se ofreció atención a 2.222 personas, con un total de 5.630 adjudicatarios y 21.056 respuestas dadas.

"Como apunta el informe FOESSA, estamos frente a una dura situación: han empeorado las ocasiones laborales y sociales de cientos de familias que estaban en situación de exclusión popular", reveló Fernando Beltrán.

Además, ha proseguido reseñando que "la situación de hoy es de total indecisión por el hecho de que, a las horribles secuelas de un par de años de pandemia, se aúnan los graves efectos de la guerra en Ucrania, una acumulación de causantes que afectan de modo particular a las familias mucho más atacables y a sus proyectos de vida".

En este sentido, dijo que "la mitad de la gente atendidas en la acogida parroquial tienen entre 25 y 44 años (50%) y son en la mayoría de los casos mujeres (67%)", a eso que ha sumado que, en su mayor parte, hablamos de personas "con bajísima cualificación académica".

Asimismo, ha señalado a "los migrantes en situación administrativa irregular como entre los colectivos mucho más damnificados por la crisis, la irregularidad piensa una condena en tanto que, ajeno del derecho a la asistencia sanitaria y a la educación de los pequeños, este colectivo de personas no puede entrar a un contrato de empleo ni recibir ayudas". Por ello, se ha dedicaco "un importante montante económico a este conjunto de individuos".

En cuanto a las ayudas directas concedidas en las acogidas parroquiales, en suma fueron 326.290 euros. "Si equiparamos esta cantidad con la de 2019 (183.618 euros), observamos que se ha aumentado en un 78%", ha apuntado Beltrán.

Con en relación a la intención de estas ayudas," la mayor cantidad prosigue siendo la encargada de vivienda (la partida de alquileres pasa de 63.191 euros en 2019 a 148.392; y la de abastecimientos, de 28.169 euros a 39.575)". Otra partida esencial "es la relativa a nutrición, ropa y zapato, donde pasamos de 16.172 euros a 70.783", ha destacado el directivo de Cáritas La Rioja.

Además de las ayudas económicas directas concedidas, existe el Fondo de Solidaridad, un fondo desarrollado en 2009, como contestación a la crisis, que, como explicó "hablamos de una asistencia por mes que se otorga a lo largo de tres meses (extensibles a cinco) a personas en edad laboral y con capital inferiores a los marcados por el umbral de la pobreza".

Además de la cuantía por mes, "que cambia según número de integrantes de la unidad familiar, asimismo se acompaña a la persona en un desarrollo de orientación formativa y búsqueda de empleo". A este fondo se destinaron 144.738 euros en 2021, "cantidad que sumada a la previamente citada de ayudas directas de las acogidas parroquiales da como resultado que el año pasado Cáritas La Rioja facilitó 471.278 euros en ayudas económicas directas", ha señalado Fernando Beltrán.

Sobre el Ingreso Mínimo Vital y la Renta de Ciudadanía, indicó que "son, indudablemente, una esencial asistencia para la gente en exclusión, pero solo complacen parte de las faltas. Muchas personas prosiguen pidiendo acompañamiento a Cáritas para contemplar sus pretensiones básicas".

Por otro lado, Cáritas La Rioja prosigue construyendo una tarea de inclusión centrada en la gente mediante sus proyectos y fundaciones, a los que asimismo ha dedicado una esencial proporción de elementos humanos y económicos, con 488.187 euros.

Destacan el Proyecto de Alojamientos Temporales, que tiene 16 pisos, da con carácter temporal una casa a personas que carecen de ella; los Talleres Parroquiales y el Proyecto Conjunto de Formación y Empleo, premeditados a asistir y elaborar en capacidades sociales y capacitación para la búsqueda de empleo.

También el CEOSIC, dirigido a la incorporación de personas reclusas y exreclusas; el software de Acompañamiento y Animación a personas mayores; el emprendimiento de Huertos Sociales, que trabaja con familias en situación de puerta de inseguridad o exclusión popular a las que se cede forma gratis una parcela de tierra para el cultivo de modelos premeditados al autoconsumo.

Por último, apuntaron el software de Movilidad, que atiende a la gente sin hogar, temporeros y personas migrantes; y el emprendimiento de microcréditos, desarrollado a lo largo de la pandemia, para hacer más simple un préstamo sin interés a personas que están en una situación de puerta de inseguridad sobrevenida, a las que además de esto se ofrece un acompañamiento personal.

Todo ello, sin olvidar las fundaciones de Cáritas, a las que asimismo apoya a nivel económico: Fundación Cáritas Chavicar, el recurso en materia sociolaboral que da recorridos personalizados a demandantes de empleo; y Proyecto Hombre, la entidad que da un grupo profesional de programas de prevención, régimen y rehabilitación a personas con adicciones y su ambiente.

En 2021, Cáritas La Rioja invirtió 1.519.765 euros. Gracias, en su mayor parte, a la generosidad de los riojanos: el 68% de los capital de ese año procedió de asociados, recaudaciones, óbolos y herencias.

Como ha apuntado la responsable del Área de Comunicación Cristiana de Bienes, María Morales de Setién, "su solidaridad nos incita y nos mantiene".

"Lamentablemente -ha añadido-, la demanda de asistencia medra año a año y como ahora demostraron las cantidades expuestas, la cuantía destinada a ayudas creció exponencialmente, los capital hoy en día no cubren los costos, siendo además de esto la brecha fundamental, debemos proseguir prestando asistencia, pero asimismo requerimos ser sostenibles. Por eso requerimos el acompañamiento y el deber de la sociedad".

En este sentido, ha recordado que en la web (www.caritaslarioja.org) hace aparición información sobre todas y cada una de las maneras de ayudar y hay herramientas que hacen más fácil efectuar un donativo, crear una cuenta como voluntario o colega.

Esta semana Caritas La Rioja está cubierta en distintas actos conmemorativos con ocasión del Corpus. A lo largo del día de el día de hoy va a haber una carpa de sensibilización instalada en la Plaza del Mercado y este domingo, 19 de junio, va a tener sitio la celebración del Día de Caridad que organizan todas y cada una de las Cáritas en España bajo el lema 'Somos lo que ofrecemos. Somos amor' y que asimismo se realiza en La Rioja.

La colecta dominical de las parroquias de la diócesis de ese día se destinará a Cáritas La Rioja. En el marco de esta celebración, la entidad ten en cuenta que, en estos momentos marcados por una "profunda crisis que nos hace aferrarnos al presente, a lo inmediato, por el hecho de que la indecisión se instaló en nuestra forma de vivir" es "indispensable y preciso realizar del amor un faro que se transforme en referente para iluminar horizontes probables de promesa, de ocasiones y de vida".

Más información

AUDIO.- Cáritas La Rioja atendió en 2021 a menos personas, pero con mucho más ayudas económicas, un 61% mucho más que en 2019