• viernes 02 de diciembre del 2022

Andreu resalta que el paso inferior de la LR-250 en Villamediana piensa "un avance hacia la movilidad sostenible"

img

LOGROÑO, 6 Oct.

La presidenta de La Rioja, Concha Andreu, el asesor de Sostenibilidad, Transición Ecológica y Portavocía, Álex Dorado, el directivo general de Infraestructuras, Vicente Urquía, y la regidora de Villamediana de Iregua, Ana Belén Martínez, han visitado el paso inferior que el Gobierno regional ha construido en el punto kilométrico 3 460 de la carretera LR-250 a su paso por Villamediana de Iregua, entre la calle Las Parras y el sendero de La Ribaza.

Con una inversión de 600.000 euros, esta infraestructura ahora está en empleo, tras seis meses de proyectos que concluyeron el mes pasado de septiembre y supondrán un destacable aumento de la seguridad vial para los varios viandantes y corredores que entran a la ribera del río Iregua desde el centro urbano en tanto que, hasta la actualidad, la famosa como circunvalación de Villamediana suponía una barrera que impedía el tránsito seguro hacia el río y su ambiente, sin pasos apropiados para atravesarla.

Andreu ha señalado que este paso inferior "posibilita un fluído mucho más seguro de viandantes y corredores y es un avance hacia una movilidad sostenible que ayuda a prosperar el ambiente popular, ambiental y económico de nuestros ayuntamientos". Además, ha asegurado que este emprendimiento "incrementa la seguridad vial pues estimula la circulación de peatones y corredores entre Villamediana y la ribera del Iregua y posibilita una conexión segura con Logroño y todos y cada uno de los pueblos de la ribera del Iregua, singularmente con Alberite y Lardero".

La responsable del Ejecutivo ha defendido que el Gobierno de La Rioja "escucha las pretensiones de los ayuntamientos y pone resoluciones encima de la mesa" y ha apuntado que "si hay una necesidad ciudadana, las Administraciones no tenemos la posibilidad de realizar oídos suecos. Debemos contestar para asegurar la tranquilidad de los vecinos en el momento de llevar a cabo recorridos, pero asimismo y, más que nada, para asegurar la seguridad de individuos de la vía, así sea en turismo, andando o en bicicleta".

Con esta actuación, el Gobierno de Andreu estimula la circulación de viandantes y corredores que en este momento tienen la posibilidad de atravesar de manera segura esta vía del área metropolitana de Logroño que muestra un alto volumen de tráfico, registrando una circulación de sobra de 20.000 automóviles diarios y que hasta la actualidad suponía una enorme barrera para el tránsito y el esparcimiento de los vecinos y vecinas de Villamendiana de Iregua.

El tráfico peatonal y ciclista se ha aumentado de manera importante desde la construcción en 2017 de la pasarela sobre el río Iregua que conecta con la Vía Romana del río Iregua y con Lardero por la que transcurre una enorme afluencia de personas caminando o en bicicleta por fundamentos de recreo, deporte o, como contaron múltiples vecinas a la presidenta a lo largo de la visita, para entrar a las huertas.

La Dirección General de Infraestructuras decidió hacer un análisis de la movilidad en el concejo de Villamediana de Iregua, en el ambiente de la carretera LR-250, para investigar el accionar de los clientes y estudiar sus pretensiones al objeto de proponer la mejor solución edificante. Fruto de ese estudio, y en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad, se concluyó que la solución mucho más ideal era la construcción de este paso inferior que da servicio tanto a viandantes como a bicicletas, y garantiza la precisa seguridad vial.

Al mismo tiempo, se instaló un radar, en colaboración de la DGT, para achicar la agilidad en la circunvalación y, además de esto, se ha achicado nuestro límite de agilidad.

El emprendimiento ejecutado ha consistido en concreto en la construcción de un paso inferior bajo la LR-250, a la altura del punto kilométrico 3 360, que comunica la calle Las Parras con el sendero de La Ribaza en Villamediana de Iregua.

Al paso inferior, de 5x3 metros y 26,25 metros de longitud, se ingresa a través de rampas a los dos lados de la carretera. El itinerario subterráneo queda apartado cerca de 30 metros con en comparación con sendero y 70 metros en relación a la calle Las Parras, en los dos casos en sentido hacia Ribafrecha, una distancia que se requiere para cumplir las condiciones de disponibilidad que marca la normativa.

Este paso deja un paso cómodo en el que cohabitan los tráficos peatonales y corredores. Las rampas de ingreso se han desarrollado mucho más anchas, con 6 metros libres entre muros, logrando de esta forma una mayor sensación de seguridad.

Asimismo, el emprendimiento incluye la instalación de iluminación en los accesos y dentro del tramo, tal como la ejecución de los desvíos del recolector de aguas residuales y de la acequia de riego del ayuntamiento de Villamediana de Iregua que se vieron editados con la novedosa infraestructura.

Para la construcción del paso inferior bajo la carretera fué preciso efectuar un desvío provisional del tráfico por el este de la LR-250 a través de un trazado compuesto por tres curvas circulares sucesivas con sus que corresponden curvas de transición suficientemente extensas para aceptar una agilidad de circulación de 40 km/h.

Más información

Andreu resalta que el paso inferior de la LR-250 en Villamediana piensa "un avance hacia la movilidad sostenible"

Noticias de hoy más vistas