• miércoles 28 de septiembre del 2022

Andreu reitera que la no quita del vídeo de La Rioja Turismo pero admite que la Diócesis prosigue observando ofensa

img

LOGROÑO, 22 Sep.

La presidenta del Gobierno riojano, Concha Andreu, ha insistido el día de hoy en que no se marcha a sacar el vídeo de La Rioja Turismo cuya imagen, de unos danzadores sobre un altar, ha insultado a la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, pero admite que ésta prosigue molesta.

Andreu, en el contexto de la Semana Gastronómica de las Fiestas de la Vendimia Riojana y San Mateo, ha contado, a cuestiones de los cronistas, de qué forma ayer, en el ambiente del acto del Pisado de la Uva, ha podido regresar a charlar con el obispo, Santos Montoya.

Es la segunda vez que los dos charlan del vídeo, tras el comunicado enviado por la Diócesis pidiendo su retirada, y ha reconocido que la primera oportunidad ella le comprendió "mal" al poner el énfasis, después, al charlar con los medios en que "él está según con la imaginación artística".

Y es que "en lo que mucho más en concordancia está es en que se ajusta a la carta de la Diócesis y, por ende, prosiguen pidiendo la retirada de la imagen".

Andreu ha contado de qué manera ella le contó de qué manera se ve desde el Gobierno, una imagen "sin mala intención", algo que el Obispo "sabe", "bonita" y le ha dicho al obispo: "Yo debo mencionarle que no se marcha a sacar".

Para la presidenta, quedaron en "tablas" por el hecho de que el Gobierno no la va a sacar pero la Diócesis se enfoca en lo que "significa para la iglesia el altar, que es de todos modos", indicó, "la tumba de Jesucristo", con lo que lo que hacen los danzadores "es pisar una tumba".

Andreu le recordó al obispo que "las tradiciones de los bailes regionales cerca de los santurrones han manado de la Iglesia", pero el Obispo insiste, dijo, en que había que respetar el protocolo (soliciar permiso a la Diócesis y no al párroco, algo en lo que hay discrepancia en las ediciones sobre de qué manera se realizó) y, más que nada, ese "sentimiento" que fué dañado.

"Ese sentimiento la iglesia lo sabe y nosotros disponemos otro", dijo Andreu defendiendo que "la compañía fué muy respetuosa, la imagen es limpia, es pura, es sin mala intención" y, además de esto, "según dicen el párroco se encontraba presente" y de cuerdo con la hermosura de la imagen "con ese óculo de luz, esa limpieza, ese traje blanco".

Más información

Andreu reitera que la no quita del vídeo de La Rioja Turismo pero admite que la Diócesis prosigue observando ofensa