• sábado 28 de enero del 2023

Andreu protege que proteger y resguardar el patrimonio natural es "una prioridad política de primer orden para su Gobierno"

img

LOGROÑO, 19 Oct.

La presidenta de La Rioja, Concha Andreu, ha manifestado, en la clausura del VI Congreso Nacional de Agentes Forestales y Medioambientales, que para el Gobierno de La Rioja es "una prioridad política de primer orden proteger y resguardar el patrimonio natural de esta tierra para lograr legarlo, en el más destacable estado viable, a las generaciones futuras de riojanos y riojanas".

Andreu ha reconocido "la gran tarea de servicio" y el "inigualable trabajo" de los 80 agentes forestales que prestan su servicio en La Rioja, tal como los del resto de expertos de España, asegurando que son "nuestros ojos en el territorio" y resaltando que aportan "una visión verdadera y pragmática, que es clave en la administración medioambiental".

La jefe del Ejecutivo se mostró persuadida de que la conservación medioambiental es "el mayor reto al que nos encaramos como individuos y como sociedades" y ha defendido que en La Rioja "nos encontramos intentando de realizar las cosas bien".

Así, explicó, se están "capitalizando varios elementos en la administración sostenible de los elementos naturales, nos hemos transformado en líderes nacionales en la depuración de aguas, se trata de agrandar la protección medioambiental del territorio de manera que mucho más de una tercer parte de nuestra área está ahora cuidada y nos encontramos impulsando leyes vanguardistas en la pelea contra el cambio climático o la crisis de biodiversidad". Además, ha apuntado que "últimamente, aun fuimos capaces de acordar una exclusiva Ley de Caza y Gestión Cinegética consensuada con el campo en La Rioja".

La presidenta ha recordado que este último verano fué "durísimo" por los incendios que han asolado este país "y no fue peor, en parte importante, por el inmenso trabajo que desarrolláis los agentes forestales". A su juicio, esta situación ha servido para ser "realmente siendo conscientes de la necesidad de invertir de forma decidida en la pelea contra los incendios forestales y asimismo de adoptar un papel mucho más activo en la pelea contra el cambio climático y contra la crisis de biodiversidad por el hecho de que nos jugamos el futuro".

En la clausura, la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Dolores Pascual, ha manifestado que "la evolución de las funcionalidades de los organismos de cuenca por norma general, y de la Confederación Hidrográfica del Ebro particularmente, piensa que las habituales funcionalidades de supervisión y también inspección ahora propias de los agentes medioambientales se vieron no solo intensificadas y ampliadas, desde la perspectiva de su contenido, sino más bien asimismo, y lo que es más esencial, desde la perspectiva de la implicación de los agentes en el territorio"

Pascual ha señalado que estos agentes son "los ojos de la Confederación en el territorio, los primeros en asistir y también reportar, los primeros en ayudar, los primeros en apreciar" y ha apuntado que el futuro tanto para la CHE para estos expertos está "marcado por el Plan Hidrológico del Ebro con horizonte 2027, que busca la estabilidad entre la garantía del recurso, la protección ambiental y la satisfacción de los usos para el avance social y económico de los territorios".

Desde el primer día de la semana 17 y hasta este miércoles 19, el VI Congreso Nacional de Agentes Forestales y Medioambientales ha reunido en Riojaforum a 420 expertos que representan a los 6.000 agentes del guarderío forestal que trabajan en toda España.

En esta cita se ha reivindicado la figura de estos agentes, escenciales en la pelea contra los efectos del cambio climático y la crisis de biodiversidad. Además, en este foro de discusión, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, avanzaba que el Gobierno de España remata el anteproyecto de Ley Básica de Agentes Forestales y Medioambientales que espera llevar al Consejo de Ministros para su aprobación a fines de este mes o principios de noviembre, con el objetivo de que se discuta en las Cortes Generales en el próximo intérvalo de tiempo de sesiones.

La Rioja tiene 80 agentes forestales, gobernantes formados, especialistas y delegados por todo el territorio de la zona y, de manera especial, por las 200.000 hectáreas de bosques en montes de herramienta pública y las 180.000 hectáreas de zonas protegidas con las que cuenta el territorio riojano.

Estos agentes desarrollan una tarea de control y policía ambiental tanto en los terrenos forestales por norma general como en los espacios naturales protegidos y ríos, fiscalizando y observando los trabajos de conservación, optimización y repoblación forestal, cinegética y piscícola. Además, tiene expertos expertos en investigación de incendios y esclarecimiento de delitos medioambientales; escalada y avance de trabajos en alta montaña; manejo de drones y cámaras para protección y control de especies, tal como en adiestramiento de perros para ubicación de indicios, entre otras facetas.

En los últimos tres años, el Gobierno de Andreu ha mejorado la situación del colectivo de agentes forestales para el que se ha predeterminado la Escala Técnica Superior de Agentes Forestales que fortalece su papel como agentes de la autoridad, tal como su avance profesional y especialización. También se creó una Jefatura de Servicio para su coordinación, se mejoraron sus condiciones económicas, los medios y las dependencias en las que desarrollan su trabajo.

La tarea de los agentes forestales resulta clave en una zona como La Rioja, que pertence a las comunidades con mucho más espacio protegido, el 36 por ciento del territorio en la Red Natura 2000, y por tratarse de un territorio con enorme biodiversidad y pluralidad de hábitats.

Más información

Andreu protege que proteger y resguardar el patrimonio natural es "una prioridad política de primer orden para su Gobierno"